8 Señales de que una persona que estás conociendo no te conviene

Un día más estoy aquí para contestaros vuestras dudas con respecto al amor. En las redes sociales a raíz de una publicación que hice en Instagram, surgió la duda de muchos de vosotros sobre cómo saber que una persona no es la adecuada cuando todavía no la conoces mucho. Lo cierto es que ya hay señales mucho antes de empezar a salir con alguien. Es importante que sepamos detectarlas a tiempo antes de meternos en una relación sin futuro y acabar sufriendo sin necesidad. Veamos cuáles son las 8 señales de que una persona que estás conociendo no te conviene.

Ya en el artículo «Consejos para ligar en apps de citas» os hablaba de como han cambiado los métodos para ligar con las nuevas tecnologías y os contaba unos consejos para hacer un buen uso de ellas. Si os interesa el tema podéis leerlo aquí. 

Sea la forma en la que conocemos a alguien que nos pueda interesar, pueden surgir dudas o miedos de si es la persona adecuada. Cuando conocemos a alguien siempre mostramos nuestra mejor cara, nuestra cara amable. Queremos conquistar al otro así que sacamos toda nuestra artillería pesada para impresionar al otro y gustarle. Además durante esta etapa solemos fijarnos más en las cosas que nos gustan de la otra persona que en las que no nos gustan, lo que dificulta estar atento a las señales.

También puede pasar lo contrario. Que nuestras malas experiencias nos lleven a parapetarnos detrás de muros y muros de supuesta protección (digo supuesta por que con los muros no entra nada malo, pero tampoco bueno) y cada uno lleva su mochila de expectativas. Esto hace que podamos estar más a la expectativa de a ver cómo se comporta el otro para no llevarnos un palo. Esto limita bastante el poder ser nosotros mismos, y que estemos buscando siempre el pero del otro por miedo a volver a pasarlo mal.  Es comprensible protegernos, pero no deberíamos dejar que el miedo nos limitara a conocer a personas que pueden encajar con nosotros.

Por eso os explico aquí punto por punto en qué cosas debemos fijarnos cuando conocemos a alguien, ya que son varias las señales que puede haber que nos indiquen que no es la persona adecuada. Todas las señales sirven tanto como para hombres como para mujeres.

señales persona no te conviene

8 Señales de que una persona que estás conociendo no te conviene

  1. Cómo trata a los demás. Si vais a un restaurante, al cine o a un pub observa como trata a los demás, a esa gente que no tiene que impresionar para gustarle. ¿Es amable y educado? ¿O es grosero y déspota? ¿Trata con respeto a los demás o los trata fatal? Esto te puede mostrar como te tratará a ti cuando ya no tenga que impresionarte.
  2. Observa cómo hablan de sus exs. Es IMPOSIBLE que todas sus exs sean unas locas y él un pobre alma de cántaro que no tuvo culpa ninguna. Una pareja es cosa de dos, y cada uno tiene parte de responsabilidad de cómo acaba la relación. Y créeme, además de que la posibilidad de que TODAS sus exs sean unas desequilibradas mentales es nula (a no ser que trabaje en una hospital psiquiátrico), dice más de él que de ellas por elegir siempre a ese mismo patrón de pareja. Hay que tener cuidado por que podremos ser su siguiente “ex loca/o”.
  3. Atenta a como se comporta contigo. Además de estar atenta a cómo trata a los demás, hay que observar como se comporta contigo. ¿Muestra interés? ¿Cancela los planes en el último momento? ¿No tiene en cuenta tus gustos para elegir un plan? ¿Te llama en el último momento porque no tiene otro plan? ¿Es considerado y sincero, o te oculta cosas? ¿Es constante con su contacto o de repente está varios días sin dar señales? No hagas tanto caso a lo que te dice como a lo que hace. En el artículo “Cómo identificar a una persona no disponible emocionalmente»Â os daba las claves para detectar a personas que emocionalmente no están abiertos a una relación aunque parezca lo contrario. También hay que tener mucho cuidado con los que te bombardean a mensajes, llamadas y atenciones. Son muestras de inseguridad y si todavía no os conocéis mucho no es algo personal hacia ti, sino que tiene una necesidad imperiosa de llenar un vacío sin importar quien lo haga.
  4. Observa sus amistades. Obviamente cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles, pero solemos rodearnos de gente que se parece a nosotros. Si ves cosas de sus amigos/as que te chirrían haz caso a tu instinto. Si esa persona lo ve como normal es que él también es así o lo ha normalizado. Sea lo que sea: puede ser uso de drogas, malas compañías, falta de motivación en la vida… aquello que no vaya contigo.
  5. Cómo es su actitud ante la vida. Si se pasa los sábados tirado en el sofá quejándose de la vida perra que le ha tocado y de lo mal que está, te puede dar una idea de cómo es. No intentes ir de salvavidas ni de terapeuta de nadie, si la persona que estás conociendo tiene rol de víctima y va de “pobrecito de mi” escapa corriendo en la dirección opuesta. A todos nos ocurren cosas malas, pero la actitud que tengamos ante ellas determinará como nos afectan. Una persona así desgasta mucha energía. Si tiene problemas psicológicos puedes animarle a que vaya a terapia pero no te eches a tus hombros una responsabilidad que no te pertenece.
  6. Cómo te sientes con él. Importantísimo, fijarse en cómo actúa y en cómo te hace sentir. ¿Cómo te sientes tras haber estado con él? ¿Es bienestar y ganas de volver a quedar? ¿O te sientes que no muestra el interés que debería? ¿Te da señales contradictorias y eso te despista? Si dice una cosa y hace otra, fíjate siempre en lo que hace. La mente puede engañar y mentir, pero el cuerpo y los actos no. Si dice que le gustas, pero siempre pone excusas para no quedar, dice que está muy ocupado para escribir o quedar, o antepone a sus amigos/familia/trabajo constantemente es que no le gustas lo que debería.
  7. Observa en que se parece a tus anteriores relaciones. Tendemos a repetir patrones inconscientes cuando elegimos parejas. Hay algo que nos atrae a determinadas personas y no a otras. Y puede que eso que nos atraiga no sea bueno para nosotros. Es un buen momento para analizar nuestros patrones y ver que necesidad estamos intentado suplir a la hora de buscar pareja para no repetir experiencias desagradables y elegir conscientemente.
  8. Sigue tu instinto. Es algo visceral, no es algo racional. Es algo que sentimos en las tripas, como un conocimiento que nos viene de fuera pero que en realidad es nuestro cuerpo advirtiéndonos de algo. Si notas que algo no va bien, si sientes que algo raro pasa, no lo dudes y huye.

Con estos consejos sabrás mejor si esa persona que acabas de conocer es adecuada para ti. No siempre sabremos si una relación funcionará o no con seguridad, ya que el amor siempre implica riesgos, pero por lo menos sabremos ahorrarnos dolor innecesario y no perder el tiempo.
Si sigues siempre los mismos patrones de pareja igual es momento de dejar de echar las culpas a los demás y tomar la responsabilidad de tus elecciones. Con un profesional puedes analizar que creencias, patrones y necesidades se despiertan a la hora de elegir pareja. Es la mejor forma de ser conscientes de nuestras decisiones y hacernos responsables de nuestra felicidad. Porque recuerda… en el amor no hay garantías, pero debemos saber cómo detectar a personas con las que no va a funcionar.

Sobre Marta Castelos 63 Artículos
Mi nombre es Marta Castelos y soy psicóloga especializada en relaciones de pareja y autoestima. Por que dejar de sufrir por amor es posible. ¡Te ayudo a conseguirlo!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.