Apego Evasivo: características y mecanismos

apego evasivo

¡Hola a todos! Aquí estoy de nuevo con la tercera parte de los estilos de apego. Ya hemos visto los estilos de apego que hay, como se forman y sus características, en este post. En el post anterior me había centrado en el estilo de apego ansioso, que podéis ver aquí. Hoy me voy a centrar en el estilo de apego evitativo, sus características, como se vive y cuáles son sus mecanismos. ¡Empezamos!

Características del estilo de apego evitativo

Las personas que tienen este estilo de apego como predominante tienen una gran desconexión emocional, tanto de sus propias emociones como de los demás. Existe un miedo tan grande a ser rechazado, que no muestran sus emociones, ni las acepta ni las sabe gestionar. Lo que hace es huir de ellas, así como de los vínculos muy cercanos.

Este estilo de apego como los demás, suelen tener su inicio en la infancia. En este estilo de apego los padres no pudieron o no supieron calmarlas o satisfacer las necesidades emocionales. Entonces los niños aprenden a evitar sus emociones, a negarlas y no mostrarlas, para que los demás no se vayan y para no mostrar sus carencias y vulnerabilidad.

Son personas que parecen muy autosuficientes e independientes, pero lo cierto es que es una falsa seguridad ya que con este estilo de apego se sufre mucho. Es muy doloroso sentir que no se puede conectar realmente con tu pareja además de no poder regular sus emociones. Además sus mecanismos para desvincularse de los demás, hace que tengan comportamientos muy incoherentes y que vivan en un mar de contradicciones. Ni ellos mismos se entienden porque están desconectados de sí mismo.

¿Cómo se comporta el evitativo en una relación?

Puede parecer que está disponible emocionalmente. Todos tenemos la necesidad de amor y de formar parte de algo importante. Son personas con apariencia de seguridad y que tienen todo bajo control, pero cuando la cosa se empieza a poner seria y su pareja busca mayor compromiso e intimidad se agobian con facilidad, se sienten incómodos y mantienen las distancias.

Buscan vías de escape y se mantendrán distanciados de sus parejas tanto emocional como mentalmente. Se concentran solo en sus necesidades pasando por alto que su pareja también tiene deseos y necesidades básicas en la relación que no está cubriendo.

Para conseguirlo despliegan una serie de mecanismos de desactivación del sistema de apego para mantener a raya este vínculo, veamos cuáles son los más comunes:

  • Dudas. Es uno de los mecanismos favoritos de los evasivos, como no, usados de forma inconsciente. Empiezan a ver señales en todas partes o a poner defectos en su pareja que le llevan a dudar de la relación, la persona o ambos. En relaciones con una persona de apego ansioso, pueden interpretar como que su pareja está mucho más enamorada que ellos y que no pueden dar lo mismo en la relación.
  • Pensar o decir: “no estoy listo para un compromiso” pero en cambio seguir en la relación.
  • Seguir pensando en un ex.  Los fantasmas de las exs suelen usarse como un poderoso mecanismo para boicotear la relación. Algún o alguna ex del pasado completa y absolutamente idealizada, se guarda en el armario y se saca cada vez que haya ocasión. Y claro, es muy difícil por no decir imposible, competir con el fantasma de un ex totalmente idealizado. Lo utilizan para no vincularse afectivamente, comparando a todas sus relaciones con alguna ex, o pensando que el amor de sus vidas está a la vuelta de la esquina.
  • Fijarse en los defectos del otro. La atención está focalizada en las cosas malas que tiene esa persona para así mantener a raya los sentimientos.
  • Coquetear con otras personas. Para así dar la sensación de estar disponibles.
  • Verbalmente decir “te quiero” pero luego a la hora de comportarse decir todo lo contrario. En los casos más graves, incluso son incapaces de decir te quiero.
  • Irse cuando las cosas parecen ir bien. De repente tras unos días maravillosos, los evitativos desaparecen por arte de magia durante días sin dar explicaciones.
  • Ser misterioso. No dar casi nada de información a la pareja para preservar su sensación de independencia.
  • Establecer relaciones que no tienen futuro. Puede que sea con una persona que está casada, o que sabemos desde el minuto uno que esa relación no va a ningún sitio.

CÓMO SUPERAR UNA RUPTURA PAREJA

No todos los evitativos usan todas estas técnicas, pero cuantas más uses más alto será el nivel de evitación, y más solo y más infeliz serás en tus relaciones. Solo se desactivarán estas estrategias en el momento en el que el vínculo se rompe. En ese momento como no hay una cercanía que proteger, ahí es cuando las dudas se disipan, creen que la otra persona era el amor de su vida, ya no hay exs con quien comparar. Solo piensan en recuperar el vínculo y cuando eso ocurre, al poco vuelven a activar estos mecanismos. Y aquí vienen las relaciones yo-yo o de ida y vuelta.

Es imposible tener una relación sana con un estilo de apego inseguro como lo es el evitativo, ya que tus mecanismos te dominarán y te crearán muchos problemas en el terreno afectivo. Ya va siendo hora de dejar de culpar a los demás y de tomar conciencia que eso que haces tiene una explicación y que solo está en tu mano cambiar.

Para ello es necesario un trabajo interior, aprender a gestionar bien las emociones, a ponerles nombre, a atenderlas, a expresarlas. A ponerte de nuevo en contacto contigo mismos y a perder el miedo a intimar demasiado. Porque amar no es perder libertad, ni autonomía, ni independencia. Es compartir tu camino con otra persona con la que construir algo más grande. Si no puedes hacerlo solo pide ayuda profesional, puedes ver información de mis sesiones online a todo el mundo AQUI.

 

¡Nos leemos en el siguiente post!

Sobre Marta Castelos 75 Artículos
Mi nombre es Marta Castelos y soy psicóloga especializada en relaciones de pareja y autoestima. Por que dejar de sufrir por amor es posible. ¡Te ayudo a conseguirlo!

1 comentario

  1. Hola, muchas gracias, es una descripción muy fiel a mi pareja ( o ex, no sé). Es un perfil que encaja en su pasado y ahora. Es un alivio entender que tiene una razón y como funciona… pues lo estoy pasando mal al estar “en el banquillo “

    Un gran abrazo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.