Luz de gas, el maltrato sutil

luz de gas

“Estás loca”, “son imaginaciones tuyas” son algunos ejemplos de frases que muestran abuso psicológico. Cuando hablamos de maltrato nos viene a la mente sobre todo el maltrato físico, y también el psicológico aunque este nos cuesta más establecer los límites o detectar cuando nos están haciendo algún tipo de manipulación dentro de la pareja. Por eso es importante que sepamos en qué consiste el maltrato llamado luz de gas y cómo detectarlo.

Luz de gas es una forma de maltrato psicológico muy sutil, que tiene su nombre por una película de George Cukor llamada “Gaslight”. En ella mostraba como una mujer era totalmente anulada por su marido de forma muy progresiva, casi imperceptible y encubierta, de una forma que da auténtico pavor. El marido la manipula de tal forma que pone en duda el juicio y cordura de su mujer, atentando contra su integridad mental. Seguro que os va sonando más el tema, es algo que sufren muchos hombres y mujeres por igual en su vida en pareja, aunque también se ve en relaciones de amigos y familia.

Es un maltrato tan sutil e indirecto que es difícil de detectar tanto en el entorno como por la propia víctima, por lo que casi nunca se es consciente de que se está sufriendo un maltrato y por lo tanto es mucho más difícil de denunciar. Pero ahí está con sus hilos, minando tu confianza y juicio de forma continuada, dudando de absolutamente todo, desgastando tu autoestima y confianza, haciendo que te encierres más en ti y llegando un punto en el que crees que la culpa de todo es tuya.

Estos comportamientos suelen ir a peor, y pasar de ser algo puntual a una invalidación constante de los tus juicios, sentimientos y pensamientos, además de ejercer más tipos de control sobre su víctima. Y al mermar la autoestima, aumenta la dependencia hacia el agresor, por no discutir se acaba cediendo terreno y cuando te quieres dar cuenta no tienes ningún control sobre ti ni sobre tu vida. Esto lo único que hace es aumentar el maltrato y que continúe en el tiempo. Cualquier atisbo de revelarse tiene graves consecuencias.

Por eso es tan importamos que sepamos de que se trata este tipo de maltrato, para que sepamos detectarlo cuanto antes y huir.

¿Cómo detectar el gaslighting o luz de gas?

Estate muy atenta/o a estas señales, donde podemos detectar que nos están haciendo maltrato.

  • Te repite constantemente que estás loca/o y que te inventas las cosas. Manipulará de tal forma la realidad, que negará conversaciones o situaciones como si nunca hubieran existido, haciéndote dudas de tu cordura. También puede que tergiverse las situaciones cambiándolas totalmente a como fueron en realidad, o que hagan ver que tus sentidos te engañan e impidan ver las cosas como son (por ejemplo, hacerte creer que un familiar te ha dicho algo con maldad cuando en realidad no es así).
  • Le da las vueltas a las cosas de tal forma que te coloca en la posición de víctima de todo y de que tienes un problema. Te dirá como eres, minando tu autoestima y autovaloración, comparándote con otras personas para hacerte sentir pequeña/o y vulnerable.
  • Te convence de que todo es culpa tuya. Es más, si algo es culpa suya dirá que es mentira, jamás se responsabilizará de ello, mientras que tú siempre tendrás la culpa de todo. Te hará creer que el problema es tuyo, no suyo. Serás tú quien tendrá que cambiar, castigándote si no lo haces.
  • Nunca tienes razón. Te llevará la contraria en todo, incluso de tus sentimientos. Llegan a hacerte creer que eres demasiado sensible y exagerada/o. Así lo que consigue el agresor es invalidar tus sentimientos y peticiones, haciéndote creer que no valen nada.
  • Anulará tu vida social. Para poder tener más control sobre ti, necesita que tu círculo sea cada vez más pequeño. Limitará tu vida social poco a poco de tal forma que solo te quedará esa persona, y te alejará tanto de amigos como de familia.
  • Te ataca de forma verbal o física cualquier cosa que tenga valor para ti, haciendo comentarios crueles hacia ti o hacia cosas que te importan. Luego puede decir que era broma y que tienes un problema. Usará lo del humor para ver tus límites, aumentando la intensidad de sus ataques poco a poco. Luego harán como si no pasara nada para que no tengas tiempo a procesar lo ocurrido y te enganches a migajas de cariño, y al poco vuelve otra vez el abuso.

maltrato psicológico

Más allá de una relación tóxica

Un agresor que hace luz de gas es totalmente consciente de que lo está haciendo, y sabe perfectamente cuál es su objetivo. En el artículo ¿Cómo saber si estoy en una relación tóxica? os hablaba de este tipo de relaciones, pero este tipo de abuso va más allá. En una relación tóxica se pueden llevar a hacer comportamientos por ignorancia, inseguridades o falta de herramientas. Pero en este caso es totalmente distinto, ya que el agresor sabe lo que hace perfectamente y su objetivo está bien claro: ANULARTE COMO PERSONA.

Si te has reconocido como víctima de luz de gas, lo primero es ser consciente de lo que estas viviendo y que no es culpa tuya. Pide ayuda a tu gente de confianza, cuéntales lo que has vivido en la relación y que te ayuden a salir de ahí. Si no tienes a nadie de confianza o no puedes solo/a pide ayuda profesional para desvincularte de esa relación de abuso. Es importante saber que este tipo de relaciones no tienen solución ni arreglo, ya que se trata de una persona que te quiere hacer daño. Aquí no hay solución posible, solo se puede escapar de sus hilos para poder volver a ser la persona que eras antes.

En estos casos la autoestima acaba por los suelos así que es importante trabajar en tu amor propio, volver a conectar contigo para saber quién eres otra vez. Te hará menos vulnerable a caer en este tipo de maltrato nuevamente y te será más fácil alejarte de estas personas. En estas relaciones acabas perdiendo tu individualidad para mantener la relación o para no discutir, y lleva un momento en el que no sabes ni quien eres. Ha llegado el momento de escuchar tu voz y volver a ser la persona que eras antes de conocer al agresor.

Cuéntame tu caso, ¿reconoces sufrir o haber sufrido en algún momento luz de gas o conoces a alguien que lo esté sufriendo? Ayúdame a que esta información llegue a más gente y pueda ayudarles compartiendo este artículo.

Porque recuerda… a veces no es fácil salir de estas relaciones ya que hay mucha dependencia y manipulación. ¡Pide ayuda!

Sobre Marta Castelos 63 Artículos
Mi nombre es Marta Castelos y soy psicóloga especializada en relaciones de pareja y autoestima. Por que dejar de sufrir por amor es posible. ¡Te ayudo a conseguirlo!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.